Huerteamos en África

HUERTEAMOS EN ÁFRICA: El huerto ecológico

Todo comenzó con la llamada de Manuel Silvestre, un español residente en Kenia que estaba interesado en desarrollar un huerto ecológico en la ciudad de Lamu y quería contar con nosotros y nuestro cursos para adquirir los conocimientos necesarios.

 

Cuando acudió a Madrid recibió durante unos meses formación en técnicas de cultivo, compostaje, tratamientos ecológicos contra plagas entre otras, pero cuanto más nos contaba sobre Lamu más claro quedaba cual iba a ser el verdadero problema: el suelo. El elemento más importante para la agricultura ecológica era en este caso el punto más débil del proyecto, ya que requería de grandes mejoras para lograr cultivar allí.

En este punto Manuel tuvo clara la necesidad de ayuda sobre el terreno y fue cuando ofreció a Pablo, nuestro formador con el que estaba realizando los cursos, que se desplazase a Lamu cuando le fuese posible.

Ante la gran aventura que se le planteaba Pablo no pudo menos que decir que sí, sabiendo que sus conocimientos y su experiencia sobre el terreno le serían de mucha utilidad.

Así que mientras se llevaban a cabo los preparativos necesarios para el viaje Manuel volvió a Lamu y comenzó a aplicar lo aprendido, realizando pruebas con distintos tipos de cultivo y suelos, con el asesoramiento desde Madrid de Huerteamos, con lo que obtuvimos información que nos resultó muy útil para preparar el plan de acción.

Ya solo quedaba subir al avión y llegar, por fin, a Lamu.

EL HUERTO ECOLÓGICO

“Cuando llegué a Lamu quedó claro algo que había supuesto desde Madrid: habría mucho trabajo a realizar y tendríamos muy pocos medios, no solo por que el presupuesto fuese escaso, si no por que algunos materiales ni si quiera íbamos a poder encontrarlos en la ciudad. Me lo plantee como otro reto, diferente a los que ya había afrontado en Madrid, pero en el fondo muy parecido. No era la primera vez que creaba un huerto con medios precarios y los conocimientos que adquirí con la experiencia, además de voluntad e imaginación iban a ser mis aliados.

Así que estudié el terreno y las posibilidades y junto con Manuel decidimos realizar otros dos proyectos que sirviesen de apoyo al principal: la creación de Huerto Ecológico para la ONG Afrikable

Esta organización trabaja para la mejora de la situación de las mujeres de Lamu a través de su empoderamiento y auto-gestión, por lo que la construcción de un huerto era fundamental, ya que serviría para cultivar sus propias plantas y verduras, reduciendo el coste de las compras realizadas en el mercado, permitiendo alimentarse a ellas mismas y a sus hijos.

Pero antes de poder plantar necesitábamos mejorar el suelo para que fuese cultivable. La zona está muy cerca del mar, lo que provocaba dos problemas; un suelo muy arenoso y falto de vida .Para resolver el primero de ellos trajimos tierra de la cercana isla de Manda, cuyo suelo es arcilloso y fuimos mezclando las dos tierras hasta conseguir la textura perfecta para cultivar

Construimos bancales de cultivo en la zona del huerto utilizando materiales locales y aportamos materia orgánica para dar vida al suelo y resolver el segundo de los problemas.

Para ello recogimos estiércol, material muy abundante, dada la cantidad de vacas que hay en la ciudad, y lo utilizamos para realizar un proceso de compostaje con lombrices traídas desde Nairobi.

Este proceso transformó un suelo yermo en cultivable y supuso toda una innovación. Fue la primera vez que se realizaba en la zona y desde entonces varios agricultores de Lamu lo han estado utilizando lo que ha hecho que mejoren los suelos y aporten más nutrientes a sus cultivos.

Para participar en próximos talleres, cursos o seminarios no dudes

en ponerte en contacto con nosotros

Ya teníamos preparado el suelo, ahora necesitábamos acotar la zona de huerto para evitar que los animales de la zona se comiesen los futuros cultivos. Así que construimos una valla utilizando palos de un manglar cercano y malla gallinera que encontré en una ferretería mientras recorría la ciudad en compañía de Hamisi, compañero y amigo, ciudadano de Lamu, que resultó de gran ayuda durante todo el proyecto.

 

Ya teníamos suelo fértil, valla lista, bancales montados, llegaba el momento de planificar los cultivos y comenzar a plantar.

 

Pero antes debíamos conseguir las semillas lo que supuso en principio otra dificultad. En las tiendas solo vendían semillas de híbridos que no estaba dispuesto a utilizar por ir en contra de los principios de la agricultura ecológica, así que acudí al mercado de la ciudad de Lamu donde pude comprar a comerciantes locales frutas y verduras de variedades tradicionales, de los que extraje las semillas directamente.

 

Comenzamos con un cultivo local, la Mchcicha (Amaranthus spp), una verdura similar a la espinaca muy popular en la zona, pero con las mejoras realizadas en el suelo conseguimos unos cultivos mucho más productivos. Las mujeres de la organización me comentaron que nunca antes habían visto cultivos de Mchicha tan grandes.

Además plantamos Mabenda (Abelmoschus esculentus). Ésta especie está bastante menos desarrollado en Lamu, pero también conseguimos grandes resultados y fue igualmente apreciado

 

Éstos fueron los dos cultivos principales del huerto, por su a los que añadimos sandías y patatas, junto con albahaca que actúa de planta trampa para insectos no deseados y hierbabuena que los repele

 

Cuando el huerto estuvo terminado llevamos a los niños que formaban parte del proyecto Afrikable para que lo viesen, sembrasen, y cuidasen de los cultivos.

 

Fueron unas semanas de trabajo intenso pero muy satisfactorio. Habíamos logrado construir un huerto partiendo de cero, contando con pocos medios pero con mucha ilusión. Formar parte de este proyecto, compartir su creación con Manuel, Hamisi, Afrikable y todas las demás personas que de una manera u otra colaboraron ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Tenemos proyectos futuros, como crear un huerto en un poblado cercano y enseñar a los niños del lugar a gestionarlo, que espero poder llevar a cabo, espero poder seguir aportando mis conocimientos y experiencias para mejorar la vida de la gente”

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close