8 fallos del Agricultor Principiante

04 Nov 8 fallos del Agricultor Principiante

Cuando decidimos convertirnos en agricultores ya sea en el campo o en la ciudad es normal que cometamos unos cuantos errores, por ello hemos recopilado los errores más comunes que se cometen a la hora de empezar a cultivar para que empecéis con buen pie.

No mejorar el suelo de cultivo o el sustrato.

Tanto el suelo como el sustrato contienen vida,el paso del tiempo,el agua y el sol hacen que ambos pierdan propiedades y con el tiempo tengamos un suelo o un sustrato poco fértiles, es imprescindible dedicar todos los esfuerzos necesarios a mejorarlos y mantener la fertilidad de nuestro suelo o sustrato con los aportes de abonos orgánicos que sean necesarios.

Comprar semillas híbridas

A la hora de comprar semillas a veces cometemos el error de comprar semillas híbridas pensando que van a ser más productivas, sin embargo las semillas híbridas si las recolectamos una vez nuestras plantas hayan dado fruto no volverán a germinar o si lo hacen su producción será muy baja.

Por lo tanto es necesario comprar o adquirir semillas ecológicas y de calidad para poder recolectar las nuestras propias y tener resultados satisfactorios.

Sembrar plantas en una ubicación incorrecta

A veces cometemos el error de ubicar plantas que necesitan sol en zonas de sombra o semisombra, por lo que tendremos problemas en el desarrollo de nuestras plantas.

Debemos planificar muy bien los cultivos y escoger las plantas más adecuadas en función de la cantidad de luz que necesiten.

Deficiencias en el riego

Cuando regamos superficialmente hacemos que no llegue suficiente agua a las raíces de las plantas,por lo que no se desarrollarán adecuadamente y no facilitaremos que las raíces explores capas más profundas del suelo en busca de más agua y nutrientes,no es necesario que aumentemos la frecuencia de los riegos, si no la cantidad de agua que aportamos.

Podremos identificar que nuestras plantas están pasando sed en el momento que veamos sus hojas decaídas, en ese momento deberemos regar.

Regar demasiado

Cuando empezamos a cultivar es normal que estemos entusiasmados y queramos mimar demasiado nuestras plantas y las reguemos demasiado.Si bien a la hora de hacer semilleros los riegos deben ser frecuentes,una vez hayan germinado deberemos espaciar los riegos.

Si regamos demasiado las raíces siempre estarán sumergidas en agua,lo que provocará su asfixia y se acabarán pudriendo,las plantas que reciben demasiados riegos suelen ser más débiles y se marchitan más fácilmente.

Sembrar a destiempo

La mayoría de las personas que vienen a los cursos de Huerteamos nos dicen que han venido al curso porque quieren tener tomates de verdad,como los de antes,y quieren ponerse a sembrarlos nada más llegar a casa,éste es un error muy común.

Debemos cultivar cada especie en su momento,por lo que deberemos conseguir un calendario de cultivo de nuestra zona para así conseguir que nuestras plantas crezcan correctamente y nos lleguen a dar fruto.

No hacer semilleros

Es importante aprender a hacer semilleros porque así podremos aprovechar las semillas recolectadas de nuestras propias plantas.

Debemos ser conscientes que si recogemos las semillas de nuestras plantas cada vez estarán más adaptadas a nuestro clima y nuestro terreno,por lo que serán más productivas y más resistentes contra las plagas.

De ahí la importancia de aprender a hacer semilleros.

No rotar los cultivos

A veces cometemos el error de cultivar las mismas especies siempre en el mismo lugar año tras año,con ésto lo que hacemos es esquilmar el suelo y además si hemos tenido algún problema de plagas o alguna enfermedad es probable que volvamos a tener el mismo problema si siempre cultivamos lo mismo en el mismo sitio.

Si quieres aprender cómo evitar éstos y otros problemas puedes hacerlo con nuestra Guía de Huerto Urbano

 

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

1
¡¡Hola!!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by